A vueltas con la subida de la luz

Imagen

 

Hace unos días empezamos a oír que tras la subasta de la luz del día 20 de diciembre, la luz subiría en enero más de un 10%. ¿Y por qué, si el ministro Soria dijo que iba a subir “sólo” un 2%?, os preguntaréis muchos. Lo voy a intentar explicar, aunque el tema tiene su complejidad.

 

La tarifa de la luz se compone de dos partes: los peajes (desde agosto suponen el 55% de la factura) y la parte de mercado (el 45% restante).

Los peajes es el “cajón de sastre”, la parte regulada del sistema, donde entran los costes de, por así decirlo, la parte política de la tarifa. Esto es:

  • Costes de transporte y distribución: el coste de llevar la electricidad desde la central hasta tu casa, y el mantenimiento de las líneas de transporte y distribución.

  • Financiación del operador del sistema: Red Eléctrica, CNE (ahora CNMC)

  • Primas a renovables: Las renovables cobran una parte del mercado eléctrico y otra en peajes

  • Moratoria nuclear, y costes asociados a la industria nuclear: aunque parezca mentira, seguimos pagando una millonada a las eléctricas, en compensación por las nucleares que no llegaron a ponerse en marcha tras la moratoria nuclear de Felipe González del 84. 729.000 millones de pesetas de nada (4.400 millones de euros, con sus correspondientes intereses), que terminaremos de pagar, con suerte, en 2017.

  • Costes de transición a la competencia (CTC): esto a día de hoy ya no se paga, pero se ha estado pagando hasta hace bien poco, y por cierto, hemos pagado 3.400 millones de euros de más y no nos lo van a devolver porque ha prescrito. Consistía en una compensación a las eléctricas porque al liberalizar el mercado, el precio bajaría y perderían dinero.

  • Pagos por capacidad: pagar a las centrales eléctricas por estar disponibles para suministrar en cualquier momento. El gobierno ha establecido que se pagarán 7.500 millones de euros por este concepto en los próximos 10 años (ya veremos a cuánto asciende al final)

  • Costes asociados a los sistemas extrapeninsulares: generar electricidad en las islas es más caro, y la diferencia se distribuye entre todos los consumidores.

  • Déficit de tarifa: Oficialmente, consiste en la diferencia entre lo que pagamos de la energía, y los costes “reales”. En palabras llanas, aunque esto da para más de una entrada, es que las eléctricas dicen que están cobrando menos que lo que dicen que les cuesta generar, transportar y distribuir la energía.

 

La parte de mercado es la parte liberalizada, donde se negocia en “libre mercado” la oferta y la demanda de electricidad. La oferta la componen las generadoras (un 74% en manos de las empresas asociadas a Unesa) y la demanda la componen las comercializadoras (un 84% en manos de las empresas asociadas a Unesa, y el 100% del Suministro de Último Recurso). Estas mismas empresas, controlan además el 97% de la distribución (aunque estos costes ya hemos dicho que dependen de la parte regulada o peajes).

 

La parte de peajes la regula el gobierno, y son ellos los que deciden cuánto se sube. ¿Qué es lo que ha pasado durante este mes? El gobierno había decidido que los 3.600 millones de euros de déficit de tarifa generados en 2013 (o presuntamente generados), fueran a déficit del estado. Pero finalmente Montoro se negó, por lo que se tienen que pagar con la parte regulada, esto es, los peajes. Durante días, Soria y las eléctricas (UNESA), estuvieron debatiendo si subir los peajes un 2% o un 6% para sufragar esos 3.600 millones de euros. Soria dijo que finalmente subiría un 2%, aunque en estas declaraciones, ignoraba por completo (quiero creer que conscientemente), la parte de mercado.

 

¿Y qué pasó con mercado?

Pues que después de la negativa de Montoro se disparó, y esto se trasladó a la subasta que fija la TUR (Tarifa de Último Recurso) que es la más habitual para los consumidores. El resultado de la subasta del 20 de diciembre, fue ni más ni menos que un +30% (precio de mayoristas) respecto al trimestre anterior. ¿Y por qué?… A ver si soy capaz de explicaros cómo funciona el mercado eléctrico.

Supongamos un mercado de huevos en el que tenemos 3 tipos de fabricantes:

  • Tipo 1: tienen granjas estándar, que producen huevos normales con piensos baratos y gallinas en condiciones “aceptables”. Sus costes de producción son baratos y producen grandes cantidades. Pongamos 5 docenas a la hora, a un coste de 1€/docena. Hay ocasiones en las que pueden ofertar incluso a precio 0, ya que en caso contrario, tirarían los huevos, y prefieren regalarlos.

  • Tipo 2: granjas camperas, que alimentan a las gallinas con piensos de calidad. Tienen menos masificación en la granja, y producen con costes más altos que el tipo uno. Pongamos 3 docenas a la hora, a un coste de 1.5€/docena

  • Tipo 3: granjas ecológicas, que sacan a pasear a las gallinas todos los días, les ponen música clásica, y les dan masajes anti estrés. Tienen costes muy altos. Además, tienen una segunda línea de producción, por la que, si los masajes a las gallinas son tailandeses, éstas pueden doblar la producción, todo a un coste de 2€/docena.

Todos estos productores de huevos van al mercado, y para ello presentan sus ofertas, que consisten en los huevos que pueden producir a la hora, y calculan los precios de venta en función de sus costes más un margen de beneficios, pongamos un 20%.

 

Ahora bien, los huevos son exactamente iguales. Una vez metidos en la cesta, no sabemos cuál viene de qué granja, no se diferencian por el tamaño, ni por el color, ni por el sabor, con lo cual, al consumidor le da igual uno que otro, y obviamente, siempre elegiría el más barato. Pero, el consumidor no elige directamente, sino que lo hace a través de un representante, la comercializadora, los cuales, por cierto, son primos de los fabricantes.

Los demandantes van a comprar al mercado, y como hemos dicho que los huevos son exactamente iguales, establecen sus precios en función de la cantidad sin discriminar origen, más o menos así:

  • Las primeras 3 docenas a 3€

  • Las docenas 4 y 5 a 2€

  • Las docenas 6, 7 y 8 a 1€

  • Las docenas 9 y 10 a 0.5€

 

La gráfica final con las curvas de oferta (productores) y demanda (consumidores, o más bien comercializadoras), queda así:

Las curvas se cortan en 5.5 docenas, a 1.5€. Para simplificar, suponemos que vendemos siempre por docenas completas, así que finalmente compramos 6 docenas a un precio de 1.8€ cada una, y de la siguiente manera:

  • 5 docenas de tipo 1, precio total 9€ (=5*1.8)

  • 1 docena de tipo 2, precio total 1.8€

Y diréis… pero si el tipo 1 vendía a 1.2€!!!! Efectivamente, sus costes le permiten vender a 1.2€, con eso obtendría ya un margen de beneficio del 20% sobre dichos costes. Finalmente vende a 1.8€, lo que le supone un margen del 80%. A esto es a lo que comúnmente se le llama “windfall profits”. Gana 3€ por encima de lo esperado, ya que vende por un precio total de 9€, cuando vendiendo a 6€ ya tenía beneficios.

Y diréis, ya, pero los pobres del tipo 3 no venden, y por tanto no pueden amortizar inversión ni costes… ¿Y si os dijera que los productores de huevos han pactado con el gobierno una serie de pagos, sólo por tener disponibles las granjas por si alguna granja tipo 1 o tipo 2 se avería, o por si la demanda de huevos aumenta de forma imprevista y hay que subir la producción rápidamente?

Esto ocurre con el mercado eléctrico, existe algo que se llama “garantía de suministro”, que es que tú tienes que tener la potencia que tienes contratada, disponible en cualquier momento. Si quieres luz, has de tenerla sí o sí. No puede haber escasez nunca en el mercado, tiene que haber siempre capacidad de suministro cuando lo necesites. Esos pagos que han pactado los productores por tener disponibles las “granjas de huevos” en cualquier momento, se llaman pagos por capacidad, y se pagan en la parte regulada, parte de peajes de la factura. Y son suficientes para amortizar la inversión y los costes fijos de los productores de tipo 3.

 

Y entonces, ¿qué ha pasado para que suba el precio del mercado en la última subasta?

Bien, supongamos que se averían 3 granjas de huevos de tipo 1. ¿Cómo quedaría la gráfica anterior? La curva de la oferta se desplaza a la izquierda: menos huevos a mayor precio. Más o menos así:

Ahora el punto de corte está en algo más de 5 docenas, a 2.4€ cada una. Igual que antes, hay que vender docenas completas, luego serían 6 docenas a 2.4€, compradas de la siguiente forma:

  • 2 docenas de tipo 1 a 2.4€, total 4.8€

  • 3 docenas de tipo 2 a 2.4€, total 7.2€

  • 1 docena de tipo 3 a 2.4€, total 2.4€

En este caso, los windfall profits del tipo 1 son 2.4€ y los del tipo 2 son 1.8€. Con la avería de las granjas tipo 1, hemos pasado de 3€ de beneficios extra a 4.2€ (y recordemos que los tipo 3 están cobrando para estar disponibles si pasan estas cosas, así que, los que no consiguen vender huevos, cobran pagos por capacidad por si se averían otras granjas…).

Las granjas tipo 1 son, generalmente, nucleares, hidráulicas y de energías renovables. Es decir, centrales antiguas cuya inversión ya está totalmente amortizada, centrales que no tienen costes de combustible, y centrales que cobran un precio fijo (prima) por la generación. Todas estas, pueden incluso ofertar a precio cero en algunos casos. Las de régimen especial (Renovables), hasta ahora (esto cambia con la aprobación de la nueva Ley del Sector Eléctrico) estaban obligadas a ofertar a precio cero, ya que al cobrar una prima fija, sus ingresos estaban asegurados y así contribuían a bajar el precio del mercado eléctrico. Las hidráulicas, por ejemplo durante los meses de marzo y abril de 2013, tuvieron que turbinar sin descanso debido a las grandes lluvias, para que no se desbordaran los pantanos. Esto hizo que el precio del mercado bajara muchísimo (aunque en la factura del consumidor final sólo se reflejara ligeramente).

 

¿Qué pasa si los de tipo 1 aumentan su producción, o presentan ofertas a 0€?

Por ejemplo:

  • Tipo 1 oferta 2 docenas a 0€

  • Tipo 1 oferta 5 docenas a 1.2€

  • Tipo 2 oferta 3 docenas a 1.8€

  • Tipo 3 oferta 2 docenas a 2.4€

 

Nuestra gráfica de oferta se desplaza ahora a la derecha: más huevos a menor precio. Quedaría ahora así:

Ahora, compraríamos 6 docenas a 1.2€ cada una, de la siguiente forma:

  • 6 docenas de tipo 1 por un total de 7.2€.

En este caso, no habría windfall profits, y el resto de granjas quedarían fuera (aunque recordemos que ya cobran sólo por el hecho de estar ahí).

¿Y cuándo pasa esto?

Cuando hay más centrales de tipo 1, o estas tienen producciones altas. Resumiendo:

  • ¿Cuándo baja el precio? Cuando más producen las nucleares, hidráulicas y el régimen especial.

  • ¿Cuándo sube el precio? Cuando menos producen las hidráulicas y el régimen especial, o cuando se paran las nucleares.

Y ahora, un par de ejemplos reales del mercado eléctrico.

En la web Observaelmercadoelectrico.net, hay una aplicación en la que podemos ver las ofertas que presentan las distintas centrales, para cualquier hora y cualquier día. Por ejemplo, la central nuclear de Trillo, el 16 de noviembre de 2012, hizo la siguiente oferta para las 20h de ese día:

Es decir, ofertó a un precio de 0€, y consiguió casar (meter en el sistema) unos 520MW en esa hora.

Si nos vamos a la web de OMEL, podemos consultar los precios de casación horarios de cada día. Ese mismo día, tenemos esto:

El precio de casación, es decir, el precio final al que se vende la energía para todas las centrales que entran, fue de 49,98€/MWh.

Por lo tanto, la central de Trillo en esa hora ingresó 520*49,98=25.989,96€ por encima de lo esperado. Esto es lo que serían los windfall profits.

 

Pongamos otro ejemplo. Ese mismo día, a la misma hora, la central de carbón Litoral de Almería, hizo la siguiente oferta para su grupo 2:

Casó unos 550MW a algo menos de 30€/MWh, y como os he dicho, el precio final de venta es el mismo para todos. Haciendo unos cálculos rápidos:

  • Ingresos esperados: 550*30=16.500€

  • Ingresos finales: 550*49,98=27.489€

  • Windfall profits: 27.489-16.500=10.989€

¿Y qué ha pasado en diciembre?

Ha habido varias nucleares paradas, el 40% de la capacidad disponible en España: Garoña hasta que decida el gobierno, Vandellós II desde el 2 de noviembre al 15 de diciembre por recarga de combustible, Almaraz II desde el 23 de noviembre por el mismo motivo, y Trillo por avería. Además, el 18 de diciembre se averió Vandellós II, a los pocos días de terminar la recarga de combustible.

Además, la primera quincena de mes no fue especialmente ventosa, y la capacidad hidráulica se reservó no se sabe bien por qué motivo, pero supongamos que fue en previsión de que el próximo año hidrológico sea seco… Por lo tanto, han tenido que poner en marcha muchas “granjas tipo 3” para compensar todo eso que no se está produciendo con centrales baratas. Y eso trajo como consecuencia, una subida brutal del mercado, que podemos ver en la siguiente gráfica.

Esta gráfica muestra los precios medios de cada una de las 24h del día, para cada mes del año. En ella vemos que los meses de marzo y abril, el precio fue bastante más bajo que el resto, debido principalmente a la hidráulica. El mes de diciembre contiene datos hasta el 19 de mes, víspera de la subasta, y vemos cómo el precio ha sido muy superior, por los motivos anteriormente expuestos. Mientras que el resto de los meses, el precio oscila entre una banda más o menos homogénea.

Posteriormente, desde que comenzaron las sospechas de manipulación en la subasta, el precio se desplomó, como ejemplo, la curva de OMIE del día 26 de diciembre:

Vemos que hay varias horas en las que el precio final de venta fue 0€, principalmente gracias a la eólica. Pero todo lo ocurrido en el mercado desde el día 20 en adelante, es harina de otro costal.

 

¿Y fue esto lo que se trasladó a la subasta de la tarifa de la luz?

No exactamente… pero tiene mucho que ver. Las subastas que regulan la TUR, son más o menos como los mercados de futuros en la bolsa. El precio que se calcula de la forma que os explicaba antes es un precio horario de un mercado con intercambio físico, que se establece el día antes del suministro. Con la TUR se establece una tarifa fija para el trimestre siguiente al mes de la subasta. Es decir, en realidad es un mercado financiero. La mayoría de los que participan en estas subastas, son traders, por ejemplo podemos ver a Goldman Sachs y Morgan Stanley por ahí.

La TUR refleja la tendencia que sufrirá el mercado en el próximo trimestre, es decir, qué es lo que piensan los agentes del mercado que va a ocurrir en los próximos meses en el mercado diario, y se ven muy influenciados por lo que está ocurriendo actualmente en dicho mercado. Si hay inestabilidad en el mercado diario, el nerviosismo se traslada al mercado financiero. Los traders trasladaron esa “inestabilidad” en forma de aumento de precios del mercado físico, al mercado financiero.

Finalmente, en un alarde de magnanimidad, el gobierno ha dedidido anular la subasta y subir la luz un 2.3% por decreto ley en el primer trimestre de 2014 (ya veremos el resto del año), y establecer un nuevo mecanismo para las próximas subastas. Veremos qué decisión salomónica adoptan, aunque como dijo Soria, “las eléctricas solían hacer el BOE”.

Anuncios
Acerca de

Ingeniero industrial, con más de 7 años de experiencia en el sector eléctrico

Tagged with: , ,
Publicado en Energía, Uncategorized
5 comments on “A vueltas con la subida de la luz
  1. […] A vueltas con la subida de la luz […]

  2. Muy buena entrada MJ, a ver si conseguimos con blogs como el tuyo que se divulgue el mamoneo eléctrico.

  3. Tom dice:

    Es de apreciar el caracter pedagogico de tu entrada. Como seguro que sabrás, no es cierto que las energias renovables esten totalmente amortizadas en España como indicas en tu articulo, de hecho la mayoria de las instalaciones renovables instaladas en España les queda un tiempo considerable de amortización, por tanto creo que tu afirmación no es correcta.

    De este hecho provienen algunas de las demandas que están apareciendo contra el actual gobierno, ya que grupos inversores ven como su beneficio puede caer en picado al disminuir las ayudas de sus instalaciones renovables que aún no han amortizado. Aunque aun asi oferten a cero euros teniendo que cubrir sus costes de amortización (queda a opinión personal considerar justo o no este hecho).

    Saludos

    Fdo: Ingeniero Industrial (REE, Mercados de operación)

    • mjdelrio dice:

      En realidad, con instalaciones totalmente amortizadas me refiero a nucleares e hidráulicas, no a renovables. Tal vez esa parte de lugar a confusión, pero no pretendía dar a entender eso, ni mucho menos.

  4. […] (Puedes ver información ampliada aquí:  Energia for dummies) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: